Diferencias entre Colores Digitales y de Impresión

diferencias-entre-colores-digitales-y-de-impresion

Diferencias entre Colores Digitales y de Impresión

En muchas ocasiones pueden apreciarse diferencias significativas entre los colores de una misma imagen en pantalla e impresa, otras veces pasa apenas desapercibido, pero un ojo bien entrenado puede notar estas diferencias cromáticas que se deben al uso de dos procesos diferentes para generar la gran variedad de colores presentes en el espectro visible: RGB y CMYK. Por definición ya hay diferencias entre ambos procesos o esquemas y cada uno se define como sigue:

  • El esquema RGB (Red, Green and Blue, o rojo, verde y azul). Utiliza combinaciones de estos tres colores, recordemos; rojo, verde y azul, para crear millones de otros colores fuertes y combinaciones, y es el usualmente utilizado en las pantallas de televisión y computadoras.
  • El esquema CMYK Los colores a los que se refiere son cian (Cyan), magenta (Magenta), amarillo (Yellow) y negro (Key black). Trabaja en cuatricromía, con los colores cyan, magenta, amarillo y negro. Estos cuatro colores se mezclan con diversos porcentajes para conseguir cualquier tono, representado el 0% una adición de nada de color y el 100% una adición por completo del color indicado. Es decir, el color amarillo al 100% dará como resultado una impresión en amarillo. Es este el sistema utilizado en la impresión.

 

Ahora bien, cada uno trabaja diferente. Mientras el esquema RGB está basado en la “síntesis aditiva”, o sea,  es posible representar cualquier color por medio de la suma de los tres básicos y sobreponiéndolos todos se obtiene el color blanco; el esquema CMYK trabaja al contrario, es decir, se basa en un “modelo sustractivo”, en el cual el color se obtiene por medio de la deferente luminosidad de cada tono. Por medio de la mezcla de los cuatro colores podemos obtener cualquier color del espectro visible.

En la pantalla del computador los colores son generados por RGB mientras los colores a la hora de la impresión son CMYK. Esto es porque la pantalla permite la visualización con millones de colores mientras la impresión es mucho más estricta. Esta es la razón básica por la que un archivo que se visualiza de una manera al ordenador no siempre corresponde al producto impreso. Por tanto el espectro de colores producido por el esquema RGB es mucho más amplio que el producido por CMYK.

El sistema CMYK cuenta con algunos defectos, principalmente la dificultad para reconocer el color azul y algunos problemas con

Valoración del Autor
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Francisco Sánchez
fsanchez@efese.org

CEO - Conocido como EFESE, un apasionado por el branding, la comunicación de las marcas e identidades corporativas. - EFESE.ORG