¿Cómo elegir el nombre antes de construir la marca o el logo?

@asierromero Diseñado por Freepik

¿Cómo elegir el nombre antes de construir la marca o el logo?

Elegir el nombre apropiado para una empresa o negocio no es tan fácil como parece, pues debe cumplir con ciertos criterios que pueden afectar el mercadeo de los productos o servicios y condenarla al éxito o al fracaso antes de comenzar. Para no andar a ciegas, estas sugerencias ofrecen una buena guía:

  1. Preguntarse que impulsa el negocio: precisar la misión, visión y objetivos es fundamental para saber los puntos fuertes frente a la competencia y tener claros los beneficios que se ofrezcan al consumidor.
  2. Hacer una tormenta de ideas: escribir lo primero que se pase por la cabeza y dejar que fluyan, para crear una base con la cual empezar a analizar y a evaluar los criterios que finalmente dará con el resultado más óptimo.
  3. Diferenciación: algo que le haga distinguirse entre similares.
  4. Brevedad: lo ideal es que el nombre tenga entre 3 y 4 sílabas fáciles de memorizar, pero evitar las poco atractivas siglas.
  5. Apropiado: debe adecuarse al mercado y al tipo de empresa.
  6. Pronunciación y escritura: No importa el idioma, siempre que sea fácil de escribir y al pronunciarlo sea fácil y grato. Evita suprimir letras que dificulten la pronunciación o la escritura.
  7. Agradable: Que se escuche bien, pero que también sea un placer decirlo.
  8. Protección: asegurarse de que no ha sido registrado, para esto hay herramientas en internet que pueden ser de gran ayuda.
  9. La primera letra: procurar que sea de las primeras del alfabeto y evitar las que están al final, ayuda a posicionar por orden alfabético.
  10. Potencial de convertirse en verbo: no es imperativo, pero ayuda bastante, basta fijarse en Google (googlear) o Twitter (Tuitear)
  11. Hacerlo ver y sonar diferente: un pequeño giro que le haga salir de lo común al escribirlo o decirlo.
  12. No dejarse llevar por las tendencias: Las tendencias como la moda son pasajeras, por ello hay que pensar en el largo plazo.
  13. No utilizar genéricos: Si se busca destacar, hay que distinguirse del resto y diferenciarse de lo común. Que se sepa de que se trata el negocio y en que beneficia al consumidor.
  14. Sin alusiones limitativas: ciertas alusiones pueden resultar poco favorecedoras al momento de expandir el negocio, bien sea en el ámbito geográfico o la línea de productos o servicios.
  15. Memorabilidad: que se cree esa conexión afectiva que le haga fácil de recordar.
Valoración del Autor
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Francisco Sánchez
fsanchez@efese.org

CEO - Conocido como EFESE, un apasionado por el branding, la comunicación de las marcas e identidades corporativas. - EFESE.ORG